¿Qué es una endodoncia?

 

 

En el interior de los dientes se encuentra un tejido orgánico denominado pulpa dental. Este tejido está compuesto por fibras nerviosas y pequeños vasos sanguíneos que aportan nutrición al diente.

 

Cuando este tejido está infectado por bacterias se produce un proceso irreversible de necrosis (muerte del nervio), que en la mayoría de los casos suele ir acompañado de sensibilidad, dolor y/o inflamación. Aunque también puede haber casos en los que la evolución de este proceso es lenta y el paciente no tiene sintomatología, siendo el hallazgo de la lesión casual, normalmente al realizar una radiografía. Estas bacterias liberan toxinas que pueden dar lugar a la aparición de fístulas, quistes e incluso abcesos (flemones).

 

Las causas más frecuentes de daño pulpar son la caries, obturaciones muy profundas, restauraciones antiguas filtradas (carillas, coronas, puentes, etc), fracturas dentales o traumatismos.

Dra. Cristina Gil-Vernet

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies